"Siempre les digo a mis alumnos que cuando tenemos la tela desnuda frente a nosotros es como estar frente al espejo de nuestra alma, y que allí pintaremos lo que somos y sentimos…Yo creo que pinto puro sentimientos, más allá de mis conocimientos y preparación. El tema es sólo una excusa, el vehículo para poder expresar lo que siento a través del color y sus matices. Cada tema distinto que abordé a lo largo de estos años tuvo siempre que ver con algo que me conmovió en ese momento de mi vida, y así los temas van cambiando como la vida misma. Lo que no cambia y crece cada día es mi pasión por pintar y disfrutar ese instante creativo y sublime."

Marcela Rettig


Recorrer la Puna es conocer la más amplia gama de colores inimaginables. Recorrer esta selección de obras de Marcela Rettig es permitirnos incorporar imágenes y colores de un paisaje conocido, a través de una forma constructiva diferente.

Marcela interpreta las distintas vibraciones que el lugar le sugiere componiendo obras que desbordan de matices y sutilezas. Esa particular relación entre la espátula y el óleo, le permite componer una geometría del color y el espacio, lenguaje que Marcela usa en esta muestra para sorprendernos en cada obra.

Ver esta muestra es realizar un viaje imaginario por la Puna a través de una identidad plástica sorprendente.

José Piñeiro Iñiguez, Espacio Ag, acerca de la muestra "Nuestra Puna"


Marcela Rettig en su muestra “Nuestra Puna”, usa óleos sobre tela, de formato medio, para pintar paisajes del bucólico norte argentino. Repletos de textura visual, la artista juega con los paisajes entrecruzando planos de color, con algunas reminiscencias cubistas. Lo hace, además, mezclando el dinamismo de las formas irregulares, de los recortes de la imagen, con la tranquilidad y el descanso que emanan de sus cuadros. El paisaje está deshabitado, aumentando la sensación de soledad de estos pueblos, que bien podrían ser instantáneas a la hora de la siesta.

Nanu Zalazar, Revista Poder, 26 de Junio, 2004  (leer artículo completo)


Marcela Rettig piensa en la pintura como un sistema capaz de construir visualmente la materialidad de las cosas, y en esa situación es bien consciente de que la pintura es un lenguaje.

En su obra hay un empleo de las vibraciones de la atmósfera cézanniana para reorganizar el espacio, construyéndolo, y con ello produce un efecto de apertura del volumen de modo que gana en unidad.

Fernando Esperón


Como un rompecabezas que se arma al mirarlo, la obra de Marcela Rettig entra como una quietud en el alma. Es que los paisajes y las imágenes provocan estados de ánimo, que encuentran las palabras exactas en sus títulos.

No es sólo el lugar lo que marca la escena, es desde donde ella se para, encuentra el ángulo que lo dice todo.

Mirarlos es encontrar la soledad, la lejanía, la libertad y el encierro, lo es todo. Luz y sombra, tonos que emergen desde un lugar que está más allá de la paleta.

Gisela Jachniuk, escritora y guionista


Lo primero que me atrapó cuando ví las pinturas de la muestra “Nuestra Puna” fue la manera en que la ruptura y superposición de los diferentes planos desarmaba y recreaba el espacio. Eran reconocibles postales de ese rincón de nuestro país, pero vistas a través de un ojo distinto. Si bien esto me sugirió en principio un estilo con agradable influencia cubista, era evidente que se trataba además de algo distinto y muy personal. La manera más sencilla al tratar de definirlo fue simplemente llamarlo Estilo Rettig. Este sitio web surgió del deseo de poder exponer en forma permanente las obras de Marcela para que más gente pueda conocerlas y apreciarlas, compartiendo entonces así esa experiencia.

Luis Viskatis, webmaster


Quiero dar mi más afectuoso y cálido agradecimiento al originador y constructor de este sitio, Luis Viskatis, y a Silvia Dallocchio y Carlos Famularo que también ayudaron a convertir este sueño en realidad.

Marcela Rettig